En 2017 nace “Giocando con gli insetti”(jugando con los insectos), obra inspirada a los juegos que la artista hacia durante su infancia, donde los insectos se transforman en sus compañeros de pasatiempo. Hija única, Mariangela a menudo solia jugar con caracoles, lombrices y hormigas en el jardín de su casa en el campo, donde inventaba su fantástico mundo.

La artista a través de sus obras quiere hacer revivir el niño interior que llevamos dentro, nuestra parte mas pura, espontanea y creativa que a veces olvidamos de tener.

“Lo que mas me gusta cuando presento mis obras, es ver el brillo en los ojos de los espectadores que, a través de los juegos, recuerdan y me cuentan parte de su infancia, permitiendo dejar asomarse por lo menos para un momento el niño interior escondido en cada uno de ellos”.